El Día del Tentáculo / Review

Gráficos:
7/10
Jugabilidad:
8/10
Historia:
9/10
Sonido:
7/10
Un guión divertido, cuidado y lleno de gags tronchantes, un apartado gráfico notable pero sobre todo la posibilidad de jugar a la precuela, Maniac Mansion.
Para los retroaventureros mas avezados el juego se hará un tanto corto, pero gracias a la inclusión de Maniac Mansion podrán seguir jugando a la precuela.

Para poner a los más novatos al día, Maniac Mansion (1987) fue uno de las primeras aventuras gráficas desarrolladas por LucasArts, y el primero que incluyó el innovador sistema SCUMM, que es la interfaz donde se presentan las acciones que podemos realizar, y los objetos que vamos recogiendo por el camino. Esta interfaz sería utilizada a partir de entonces por todas las aventuras que vinieron a continuación, cambiando de diseño en otros juegos como "Sam & Max. Hit the Road!" (1993) y "The Curse of Monkey Island" (1997). El Día del Tentáculo tiene  lugar cinco años después de los eventos ocurridos durante Maniac Mansion. En éste, el jugador puede escoger tres de cinco personajes para rescatar a la novia del personaje protagonista. Ésta está prisionera a manos de la Familia Edison, una familia de científicos locos (Sí, está resumidísimo, pero éste no es el juego que estamos tratando). Si bien este juego es llamado secuela, su guión no tiene para nada que ver con su predecesor, simplemente coinciden personajes.

La historia nos cuenta lo siguiente. Bernard Berlouilli, uno de los personajes seleccionables de la primera entrega, vive con sus colegas Laverne y Hoagie, cuando de pronto reciben una carta de parte del doctor Edison, uno de los malos que aparece también en la primera entrega. Éste quiere que Bernard le ayude a parar los planes malévolos del tentáculo púrpura, que tras beber productos químicos, desarrolló brazos e inteligencia…y una malsana ansia de ¿?¿CONQUISTAR EL MUNDO?¿? Ya veis, con la cantidad de villanos que han surgido de los videojuegos, cada uno con más poder que el anterior, y aquí nos encontramos con un ser que solo necesitó tener brazos para empezar a acojonar gente. Los tentáculos (porque hay dos, uno verde y otro púrpura) son unas creaciones del doctor Edison… unos asistentes de laboratorio peculiares. Edison le pedirá que viaje atrás en el tiempo, donde Bernard y sus amigos tendrán que evitar que dicho tentáculo beba el producto tóxico. Así que, claramente, algo sale mal y cada uno viaja a una época distinta, pasado, presente, y futuro, donde tendrán que ir resolviendo diferentes puzles para poder regresar al pasado. Me encanta viajar al pasado en un wáter gigante.

Este juego está diseñado por Dave Grossman y Tim Shcafer, aunque también participaron Ron Gilbert (sí, sí, el que dice saber el secreto de Monkey Island) y Gary Winnick, desarrolladores del primer juego. Tim Shcafer fue también co-diseñador de juegos como "The Secret of Monkey Island" y "Monkey Island 2: LeChuck's Revenge". Para mejorar la jugabilidad, incluyeron varios elementos del Maniac Mansion y un apartado gráfico basado en dibujos de Chuck Jones… si, si, el de Bugs Bunny. Es más hay un puzle basado en uno de los episodios en los que aparece Pepe Le Pew, que, para el que no haya tenido infancia (con todo el respeto del mundo), era la mofeta.

Para empezar, mantuvieron la selección de personajes, cosa esencial durante el juego ya que el jugador deberá ir de un personaje a otro (en diferentes épocas de la historia) para poder resolver los puzles. Lo que quiero decir con esto, es que quizás haya que usar elementos del pasado en el presente, o elementos del presente en el futuro. De la misma forma que acontecimientos ocurridos en el pasado afectaran al hilo de la historia en el presente y, por consiguiente, también en el futuro. Eliminaron la muerte de los personajes. En la primera entrega, los personajes podían morir debido quizás a coger algo que no debieran sin el equipo correcto, o debido a entrar en algún sitio donde el malo estuviera presente. Lo que querían conseguir es que el personaje pudiera explorar todo el juego y así eliminar la frustración de perder la partida por ir donde no se debía. Ésta iniciativa fue puesta a prueba por primera vez en el juego "Loom" (1990).

La música corre a cargo de Clint Bajakian, Peter McConnell y Michael Land (sinceramente, ni idea). No es la mejor banda sonora que podrías escuchar, pero acompaña muy bien a cada escena y facilita mucho la inmersión en el juego.

El Día del Tentáculo fue lanzado principalmente en CD-ROM, pero como pasa con el Blu-Ray, en esa época, no todo el mundo tenía un ordenador tan avanzado, y se lanzó también una versión de 6 disquetes. La desventaja es que aquellos que usaran disquetes no podrían escuchar los diálogos.

En general, un juego que todo amante del abandonware debería jugar, es más, yo incluso lo jugaría con el peque de la casa (como hizo mi padre conmigo), porque la verdad es que lo disfrute como un niño (y nunca mejor dicho). Lo único de lo que me arrepiento es de no tener el "incunable", como muchos tendrán, ya que simplemente me pilló en otra época. Con respecto a secretos, éste juego no tiene sorpresas así, destacables, salvo curiosidades dentro del propio juego ligadas a la historia. Sin embargo, una cosa que consideré de apreciar, es la capacidad de jugar al propio Maniac Mansion desde dentro del juego. Para ello Bernard tendrá que acceder a un ordenador durante el juego y ya está, regreso a los 80. Así que ya tenéis otra excusa para jugarlo, dos juegos en uno… A esto se le llama un final feliz… ¡Flawless Victory!

Julián Mingo

Julián Mingo

Julián es un apasionado del mundo abandonware que actualmente estudia Bachelor of Science in Business Administration en la North Carolina Wesleyan College, sita en EE.UU.

Escribe un comentario

Proyecto CLABA

Si lo deseas puedes seguir
el proyecto CLABA en las redes sociales
de Facebook y Twitter.


Colabora con nosotros

¿Te apete escribir reviews de juegos?
¿Quieres escribir guias o trucos?
Únete al staff de CLABA.

Colaborar